Bienvenid@s a este blog en el cual queremos dar a conocer esta fascinante Comarca llamada Ferrolterra. Te invitamos a que compartas con nosotros cualquier material que consideres oportuno sobre la comarca (fotografias, artículos, opiniones, etc). Nuestro contacto es tecnologiamaritima2000@gmail.com

domingo, 12 de mayo de 2019

La roca del elefante

Hacía por lo menos 30 años que no subía a la roca del elefante. Esta roca granítica de considerables dimensiones está localizada en una ladera del monte Pena Abelleira, mirando a la ría de Ferrol por la zona de la Malata.


Cuando eramos pequeños subiamos a menudo al monte hasta la roca del elefante para llevar a cabo los típicos juegos infantiles. Esta roca era llamada así por su gran parecido con una especie de gigantesco mamut de piedra medio enterrado en el suelo, para subir hasta la cabeza había que subir por una de las patas, de ahí llegar hasta el lomo y después avanzar por encima hasta la cabeza, al la cual se le adivinaban incluso su trompa y ojos. Vamos que con esas formas tan características el nombre que le pusimos le caía como anillo al dedo.


Después de tantos años ya no me acordaba de su posición exacta, así que subí al monte por un sendero bastante cerrado por la maleza junto con mi hijo pequeño para enseñarle el sitio, el cual localizamos después de dar algunas vueltas pasando por donde nos fue posible. Una vez llegada a la famosa roca, desde aquí se pueden admirar unas grandes vistas de parte de la Ría de Ferrol. Como se aprecia en la foto se ven las casas de La Cabana, la Malata con su paseo marítimo, y más atrás Canido, con los edificios de más altura, y el Instituto Mixto nº 3, conocido también como La Filial, donde nos tocaba ir después de acabar la EGB, para realizar tres cursos de BUP y finalmente uno de COU.


ENLACES RECOMENDADOS:


martes, 23 de abril de 2019

Porto da Cova - A Coviña. Cobas, Ferrol.

Porto da Cova está localizado en la parroquia de Cobas, Ferrol. Es un puerto natural escondido entre los acantilados de la costa junto al Cabo Prior. Hoy en día todavía se utiliza por los pescadores del lugar para fondear sus embarcaciones y recoger las capturas.
Porto da Coba en Octubre de 2009. Foto de Carlos Rodríguez.
Viniendo de Ferrol y más adelante del cruce para ir a las playas de Cobas, ya en la carretera que va al Cabo Prior, se toma el primer desvío a la izquierda. Se va por una carretera estrecha y con bastantes baches al principio, por la ladera de un monte que hay al sur de Cabo Prior. A la izquierda de la carretera hay magníficas vistas del Atlántico, pudiendo contemplarse la ensenada de Cobas, con las playas de San Jorge, Esmelle, Vilar y A Fragata. 
Cabo Prior visto desde San Jorge en el año 2011. Foto de Carlos Rodríguez.
Costa de Cobas visto desde la pista que va a Porto da Coba. Las vistas son increibles (año 2011). Foto de Carlos Rodríguez.
Después de un breve trayecto se llega a lo que es la ensenada del Porto da Cova, A Cobiña. Fue Nuño de Andrade quien pagó la obra del pequeño puerto y el primitivo faro de Prior. Cobas fue durante muchos años zona de caza de ballenas. Curiosamente y como muestra de lo que mandaba la Iglesia en el medievo, los privilegios sobre la caza de la ballena los tenía el monasterio de Sobrado, en el interior de Galicia, según concesión de Fernando II.
Planeadoras y chalanas son las embarcaciones que más abundan en Porto da Coba. Foto de Octubre de 2008 realizada por Carlos Rodríguez.
No es un puerto propiamente dicho sino un abrigo natural al oleaje, resguardado completamente de los vientos del nordeste, que son los predominantes durante todo el verano, y en cierta medida -aunque no mucho- de los maretones del noroeste, que son los que traen los temporales de los meses invernales. Se llama "A Cova" porque debía haber una pequeña cueva bajo el agua que resuena con las olas. Aquí amarraban las barcas de bajura y las chalupas que ayudaban a desollar las ballenas. Esta pequeña enseanda tiene una profundidad de unos 10 metros y siguiendo el cantil hacia fuera se llega a los 25 metros. 
 Embarcaciones menores y la pequeña grua para subirlas, en Porto da Coba. Foto de mayo de 2011 con marea bastante baja. Foto realizada por Carlos Rodríguez.
Existe una pequeña zona de casetas, con espacio para estibar las pequeñas embarciones en seco, para subirlas hay una vieja grúa de acción manual ya bastante deteriorada por el ambiente marino. A un lado también hay una escalera vertical bastante oxidada pero todavía en uso.

Toda esta zona es muy rica en pulpo, centollos, nécoras, lubrigantes, rayas, nudibranquios y un largo etcétera. Hay nasas por todas partes, lo cual da idea de la gran riqueza en vida marina que atesora este paraje.
Esta foto fue realizada hace bastantes años, concretamente en diciembre de 2005. Está hecha desde un velero Benetau de Sada, desde donde salimos a primera hora de la mañana. Fondeamos aquí al mediodia, pero nos quedamos enganchados por la hélice a uno de los muchos cabos que amarran las bollas. Al final salimos, no sin antes pedir ayuda a un buzo. Foto de Carlos Rodríguez.


LINKS:  
 

domingo, 7 de abril de 2019

Concepción Arenal, una ferrolana extraordinaria

Concepción Arenal Ponte, una ferrolana ilustre, un personaje único e irrepetible. Unos retazos de la vida de esta auténtica adelantada a su tiempo.


No solamente fue escritora, sino una activista del feminismo. Conoció el horror de las cárceles de mujeres y hombres, la inmisericordia y miseria de hospicios y manicomios. En la guerra civil carlista acompañó a las tropas para atender heridos de ambos bandos y dirigió el hospital de campaña que se montó para atender a personas heridas y moribundas.

Nació en Ferrol 1820, hija de militar liberal, el cual estaba en contra del régimen monárquico absolutista de Fernando VII, por lo que al final murió por los sufrimientos y penalidades de la prisión,  Concepción tenia 8 años, cuando su madre se traslado a Cantabria, donde recibió educación de religiosa. A la edad de 14 años la llevan a Madrid y estudia en un colegio para señoritas. Siete años después entra, como oyente en la Facultad de Derecho vistiendo ropas masculinas, puesto que en la época la educación universitaria estaba vedada a las mujeres. Concepción participa en tertulias políticas y literarias siempre disfrazada de hombre luchando así contra lo establecido contra las mujeres, solo por la propia condición femenina.

Se casó con un abogado y escritor liberal con quien colabora en el periódico La Iberia, de contenido liberal. Cuando su esposo Fernando murió de tuberculosis. Concepción con sus dos hijos se trasladó a Potes, donde conoce a un joven Presidente de las Conferencias de San Vicente de Paúl, que la invita a fundar en 1859 el grupo femenino de las Conferencias de San Vicente Paúl,  para ayuda de los pobres. En 1872 funda la Constructora Benéfica, una sociedad que se dedica a la construcción de casas baratas para obreros y colabora organizando en España la Cruz Roja de Socorro, para los heridos de la guerra carlista,  y trabaja en un hospital de campaña.

Concepción denunció la situación de la mujer como ser humano marginado a quien hay que ayudar, estimular y respetar, educándola en la dignidad de su propia condición. Sus obras destinadas al feminismo son : La mujer del porvenir, la educación de la mujer, El trabajo de las mujeres y El servicio domestico.

Con ella nace el feminismo en España. Concepción Arenal otorga a la educación e instrucción de la mujer un papel fundamental, ya que la mujer “no tiene otra carrera que el matrimonio“.

Critica a la Iglesia, dedicándole frases como: “Consideran que en general la mujer es muy ignorante, no quiere a la mujer instruida, es mejor mantenerla en la ignorancia”.

Murió el 4 de febrero de 1893 en Vigo, donde fue enterrada. En su epitafio figura el lema que la acompañó durante toda su vida: A la virtud, a una vida, a la ciencia.

sábado, 2 de marzo de 2019

A construcción naval e a exportación madereira na ría de Ferrol (século XVI)

De naos e carabelas: A construcción naval e a exportación madereira na ría de Ferrol e na vila de Neda no século XVI. Lexislación, prevaricación e fraude a través dun preito do ano 1577. Autor: Fernando Dopico Blanco.


 
 
 
 
 
 
 
 

Interesante artículo publicado en la Revista de Neda: Anuario Cultural do Concello de Neda. Nº 18, 2016-2017. Edita: Concello de Neda


AGRADECIMIENTOS:
- A  Fernando Dopico Blanco por enviarnos un ejemplar de la Revista de Neda Nº 18.



LINKS: 



viernes, 8 de febrero de 2019

Rally de Ferrol - 1999

La 30ª edición del Rally de Ferrol celebrada en el año 1999 finalizó con victoria absoluta del piloto Germán Castrillon, con Estrella Castrillón de copiloto, a los mandos de un Mitsubishi Lancer Evo VI.

En el siguiente video digitalizado a partir de una cinta VHS muestra el tramo de Cariño - Liñares, se observa el paso de los vehículos por una curva bastante cerrada, con la dificultad añadida de la presencia de un asfalto bastante húmedo, lo cual ocasiona unas alarmantes pérdidas de motricidad.



LINKS:

sábado, 26 de enero de 2019

Gonzalo Torrente Ballester, ferrolano universal fallecido hace 20 años.

Se cumplen 20 años del fallecimiento del escritor ferrolano Don Gonzalo Torrente Ballester. Nacido en Ferrol en el año 1910 y fallecido en Salamanca en 1999, con 88 años de edad.

Decía Torrente Ballester: "Mis libros intentan explorar, mediante la palabra, mundos imaginarios".

 

A parte de su extensa y distinguida vida profesional en la que destacó como profesor, escritor, periodista, novelista, dramaturgo, crítico teatral y ensayista, su vida familiar no fue menos prolífica, casado con Doña María Fernanda, tuvieron siete hijos, los dos últimos nacidos durante su etapa en Estados Unidos como profesor en la State University of New York, en Albany (Nueva York). Sus siete hijos son; José Miguel, Fernanda, Francisca, Álvaro, Juan Pablo, Jaime y Luís Felipe.
Foto de Don Gonzalo, su esposa María Fernanda, con sus siete hijos y su suegra (año 1972)
Entre sus obras destacan la genial La Saga/Fuga de J.B., Crónica del Rey Pasmado, Filomeno A Mi Pesar, Los Gozos y las Sombras, La Isla de los Jacintos Cortados, Fragmentos de Apocalipsis y Don Juan. Quizás no leísteis ningún libro de Torrente, pero es probable que las personas que peinan algunas canas hayan visto la magnífica serie televisiva de TVE Los Gozos y las Sombras, basada en la novela de Gonzalo Torrente Ballester, y que se emitió por primera vez en 1982.

En 1975 es elegido miembro de la Real Academia Española. Recibe el Premio Nacional de Literatura en 1981, el Premio Príncipe de Asturias en 1982 y el Cervantes en 1985. Solamente decir que a este literato nacido en Serantes, Ferrol, le faltó conseguir el Premio Nobel de Literatura, a todas luces una injusticia por parte del jurado noruego.

Unas fotos de su casa natal de Serantes, Ferrol, donde nació el 13 de junio de 1910. Serantes es una parroquia ferrolana que hasta 1940 fue ayuntamiento propio.

Falleció el 27 de enero de 1999 (hace exactamente 20 años), siendo enterrado en Ferrol, en un nicho del cementerio de Serantes próximo a una Capilla gótica del siglo XV, Ferrol.


ENLACES RECOMENDADOS:

domingo, 6 de enero de 2019

Cabo Ortegal y Os Aguillóns, una belleza indescriptible

En el Concello de Cariño y enfrente de la segunda punta más septentrional de la Península Ibérica (Cabo Ortegal) se encuentra un curiosísimo "archipiélago" conocido como Os Aguillóns (Los Aguijones). Son cinco islotes que se llaman de izquierda a derecha: Ínsua Maior, Cabalo Xoán, Tres Irmáns, A Longa y O Rodicio.
 

Cabo Ortegal es además un complejo geológico de interés internacional. Algunos de sus materiales surgieron de la colisión de fragmentos continentales. Rocas básicas, ultrabásicas, gneis y eclogitas (rocas de gran dureza y resistencia a la erosión) abundan en el entorno del Cabo.

Según algunos estudios geológicos, en este enclave se encuentran las rocas más antiguas de la Península Ibérica y sólo son superadas por algunas formaciones geológicas situadas en Canadá, Australia y Sudáfrica. Se ha estimado la edad de estas rocas en 1.160 millones de años, lo que duplica la edad de las más antiguas conocidas hasta ahora en territorio peninsular. 

Otra información relevante es que algunas rocas negras encontradas en Cabo Ortegal estaban compuestas por anfibolita. La explicación es aportada en el siguiente texto extraido de un artículo publicado en La Voz de Galicia;

"Dura, muy pesada, homogénea, oscura, y rica en hierro y magnesio. Se llama anfibolita, fue encontrada en el cabo Ortegal (A Coruña) y es la roca más antigua de la que se tiene constancia en España. Conocida también como granito negro, fue datada en 1.156 millones de años, con lo que duplica la edad de la que hasta ese momento era la gran reliquia, una de 600.000 años localizada en Asturias. El descubrimiento también viene a confirmar que la península Ibérica es el doble de antigua de lo que se creía.

El hallazgo y la posterior datación, una labor a la que ha dedicado dos años y medio un equipo multidisciplinar de varias universidades españolas en colaboración con el Laboratorio Xeolóxico de Laxe (Universidade de A Coruña) y el Museo de Historia Natural de Londres, es una de las piezas que faltaban para recomponer el puzle de la historia y conocer cómo ha sido la evolución en la formación de los continentes, con sus sucesivos ciclos de agrupación en macrocontinentes (Pangea) y desintegración de estos. Los resultados, según los investigadores, son «sorprendentes» y muestran un «inesperado y complejo escenario de la geología gallega».
Pero ¿qué es lo que aporta el hallazgo? En principio se sabe que la anfibolita es roca oceánica que se formó en el fondo del mar. Hace 1.160 millones de años, lo que hoy es Galicia e Iberia en general podía encontrarse sumergido al este del continente de África Oeste. Más tarde, hace 750 millones de años, con las piezas del puzle cambiadas de nuevo, Galicia formaba parte del gran continente de Rodinia, por debajo de Amazonia y en el este de la zona llamada Oeste de África, que en ningún caso era como hoy la conocemos.

En toda su historia conocida, Galicia casi siempre ha estado ligada al mar. «Desde hace 1.156 años hasta ahora, siempre estuvo en el mar, salvo un período histórico muy corto hace 300 millones de años», explicó Ricardo Arenas, de la Universidad Complutense de Madrid.

Las rocas del cabo Ortegal, que siguen conformando hoy en día la mayor parte de la superficie de la zona, permanecieron a gran profundidad hasta que afloraron, hace 200 millones de años, cuando los continentes aún estaban agrupados en uno solo, Pangea. Luego éste se fracturó y produjo un acantilado de 700 metros de altura, lo que hoy en día es el cabo Ortegal.

Esta formación geológica primitiva -en Europa sólo existen de mayor antigüedad en Polonia, y en el resto del mundo, en Australia o Canadá- se originó en una época en la que la tierra era muy inhóspita. No había animales ni plantas. Sólo seres vivos unicelulares. La atmósfera apenas contenía oxígeno y el Sol era un 10% menos brillante."

Si se ven los Aguillóns desde el mar destacan las rocas de granito negro. Parece que están "fuera de lugar", ya que dichas rocas son diferentes al resto del paisaje circundante. Según los geólogos es como si la Tierra se hubiera vuelto del revés al encontrarse rocas en la corteza terrestre que deberían estar en el manto. Estos granitos se formaron a partir de la solidificación del magma en el interior de la Tierra para pasar posteriormente por un proceso de metamorfismo (gneis magmático) para más tarde aflorar a la superficie durante la deformación Hercínica, situándose sobre materiales más recientes.

En el Cabo Ortegal se mezclan las aguas del Mar Cantábrico y del océano Atlántico. No es una "frontera geológica" al no haber ningún tipo de barrera entre los dos mares. Al cruzar el cabo hacia el oeste y salir de su abrigo parece auténtico mar abierto, siendo los vientos son más fuertes y el mar más bravo que en la parte oriental cantábrica. Los marineros de los alrededores tienen un dicho: "a partir de Ortegal empieza la auténtica mar gallega." En mi etapa en la Armada lo pude comprobar viniendo del País Vasco, y es que a partir de la altura de Ortegal el barco se movía más y la navegación hasta Ferrol era casi siempre tortuosa. El tramo costero que va de Cabo Ortegal a Cabo Finisterre es otro mundo en cuanto a dureza del mar se refiere.

Quien no haya visitado la zona, y en alguna ocasión esté relativamente cerca, no puede dejar de acercarse a esa increíble, indescriptible y fascinante costa, uno de los parajes naturales más bellos de Galicia, España y del mundo.




ENLACES: