Bienvenid@s a este blog en el cual queremos dar a conocer esta fascinante Comarca llamada Ferrolterra. Te invitamos a que compartas con nosotros cualquier material que consideres oportuno sobre la comarca (fotografias, artículos, opiniones, etc). Nuestro contacto es tecnologiamaritima2000@gmail.com

domingo, 6 de enero de 2019

Cabo Ortegal y Os Aguillóns, una belleza indescriptible

En el Concello de Cariño y enfrente de la segunda punta más septentrional de la Península Ibérica (Cabo Ortegal) se encuentra un curiosísimo "archipiélago" conocido como Os Aguillóns (Los Aguijones). Son cinco islotes que se llaman de izquierda a derecha: Ínsua Maior, Cabalo Xoán, Tres Irmáns, A Longa y O Rodicio.
 

Cabo Ortegal es además un complejo geológico de interés internacional. Algunos de sus materiales surgieron de la colisión de fragmentos continentales. Rocas básicas, ultrabásicas, gneis y eclogitas (rocas de gran dureza y resistencia a la erosión) abundan en el entorno del Cabo.

Según algunos estudios geológicos, en este enclave se encuentran las rocas más antiguas de la Península Ibérica y sólo son superadas por algunas formaciones geológicas situadas en Canadá, Australia y Sudáfrica. Se ha estimado la edad de estas rocas en 1.160 millones de años, lo que duplica la edad de las más antiguas conocidas hasta ahora en territorio peninsular. 

Otra información relevante es que algunas rocas negras encontradas en Cabo Ortegal estaban compuestas por anfibolita. La explicación es aportada en el siguiente texto extraido de un artículo publicado en La Voz de Galicia;

"Dura, muy pesada, homogénea, oscura, y rica en hierro y magnesio. Se llama anfibolita, fue encontrada en el cabo Ortegal (A Coruña) y es la roca más antigua de la que se tiene constancia en España. Conocida también como granito negro, fue datada en 1.156 millones de años, con lo que duplica la edad de la que hasta ese momento era la gran reliquia, una de 600.000 años localizada en Asturias. El descubrimiento también viene a confirmar que la península Ibérica es el doble de antigua de lo que se creía.

El hallazgo y la posterior datación, una labor a la que ha dedicado dos años y medio un equipo multidisciplinar de varias universidades españolas en colaboración con el Laboratorio Xeolóxico de Laxe (Universidade de A Coruña) y el Museo de Historia Natural de Londres, es una de las piezas que faltaban para recomponer el puzle de la historia y conocer cómo ha sido la evolución en la formación de los continentes, con sus sucesivos ciclos de agrupación en macrocontinentes (Pangea) y desintegración de estos. Los resultados, según los investigadores, son «sorprendentes» y muestran un «inesperado y complejo escenario de la geología gallega».
Pero ¿qué es lo que aporta el hallazgo? En principio se sabe que la anfibolita es roca oceánica que se formó en el fondo del mar. Hace 1.160 millones de años, lo que hoy es Galicia e Iberia en general podía encontrarse sumergido al este del continente de África Oeste. Más tarde, hace 750 millones de años, con las piezas del puzle cambiadas de nuevo, Galicia formaba parte del gran continente de Rodinia, por debajo de Amazonia y en el este de la zona llamada Oeste de África, que en ningún caso era como hoy la conocemos.

En toda su historia conocida, Galicia casi siempre ha estado ligada al mar. «Desde hace 1.156 años hasta ahora, siempre estuvo en el mar, salvo un período histórico muy corto hace 300 millones de años», explicó Ricardo Arenas, de la Universidad Complutense de Madrid.

Las rocas del cabo Ortegal, que siguen conformando hoy en día la mayor parte de la superficie de la zona, permanecieron a gran profundidad hasta que afloraron, hace 200 millones de años, cuando los continentes aún estaban agrupados en uno solo, Pangea. Luego éste se fracturó y produjo un acantilado de 700 metros de altura, lo que hoy en día es el cabo Ortegal.

Esta formación geológica primitiva -en Europa sólo existen de mayor antigüedad en Polonia, y en el resto del mundo, en Australia o Canadá- se originó en una época en la que la tierra era muy inhóspita. No había animales ni plantas. Sólo seres vivos unicelulares. La atmósfera apenas contenía oxígeno y el Sol era un 10% menos brillante."

Si se ven los Aguillóns desde el mar destacan las rocas de granito negro. Parece que están "fuera de lugar", ya que dichas rocas son diferentes al resto del paisaje circundante. Según los geólogos es como si la Tierra se hubiera vuelto del revés al encontrarse rocas en la corteza terrestre que deberían estar en el manto. Estos granitos se formaron a partir de la solidificación del magma en el interior de la Tierra para pasar posteriormente por un proceso de metamorfismo (gneis magmático) para más tarde aflorar a la superficie durante la deformación Hercínica, situándose sobre materiales más recientes.

En el Cabo Ortegal se mezclan las aguas del Mar Cantábrico y del océano Atlántico. No es una "frontera geológica" al no haber ningún tipo de barrera entre los dos mares. Al cruzar el cabo hacia el oeste y salir de su abrigo parece auténtico mar abierto, siendo los vientos son más fuertes y el mar más bravo que en la parte oriental cantábrica. Los marineros de los alrededores tienen un dicho: "a partir de Ortegal empieza la auténtica mar gallega." En mi etapa en la Armada lo pude comprobar viniendo del País Vasco, y es que a partir de la altura de Ortegal el barco se movía más y la navegación hasta Ferrol era casi siempre tortuosa. El tramo costero que va de Cabo Ortegal a Cabo Finisterre es otro mundo en cuanto a dureza del mar se refiere.

Quien no haya visitado la zona, y en alguna ocasión esté relativamente cerca, no puede dejar de acercarse a esa increíble, indescriptible y fascinante costa, uno de los parajes naturales más bellos de Galicia, España y del mundo.




ENLACES:

viernes, 28 de diciembre de 2018

FELIZ 2019

Desde VISIONES DE FERROLTERRA os deseamos un año más, un muy Feliz año 2019 a todos los seguidor@s de esta página, y por extensión también a todos los que defienden esta gran comarca que es Ferrolterra.

Os dejamos esta expléndida fotografía de la Playa de Doniños realizada hace poco tiempo desde el aparcamiento de Punta Penencia. Al fondo se ven las islas Gabeiras y a la derecha el castro de Lobadiz. Las olas llegan con fuerza a la orilla como no podría ser de otra forma en los intensos temporales que sacuden nuestra costa en los inviernos.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Película de Roman Polanski grabada en parte en A Frouxeira, Valdoviño

LA MUERTE Y LA DONCELLA 

 

"Éste es el trabajo más interesante de mi carrera". De esa manera definió la actriz Sigourney Weaver su papel en esa película del director polaco Roman Polanski, La muerte y la doncella, que se rodó en los meses de abril/mayo de 1994 en el entorno del faro de Frouxeira, en Valdoviño, cerca de Ferrol. 

En el filme de Polanski, la actriz es una víctima de los militares pinochetistas que, al igual que Charlotte Rampling en Portero de noche, encuentra a su torturador, o más bien cree reconocerlo, 15 años después de la traumática experiencia.
La muerte y la doncella está basada en una obra teatral del mismo título del escritor chileno Ariel Dorfman, que se representó hace poco en Barcelona. La acción transcurre en una casa solitaria en la costa chilena en la que vive la pareja formada por Sigourney Weaver y Stuart Wilson hasta la aparición del pasado en la forma y persona de Ben Kingsley. "Éste es un tema con el que estoy muy sensibilizado", afirmó el director norteamericano de origen polaco, "y ocurre en un ambiente cerrado, que es algo que me atrae mucho. También es la primera película que hago de una adaptación teatral, salvo una basada en una obra de Shakespeare".

"Es una historia salvaje, de justicia, de venganza, de la tortura y el amor, pero también de la esperanza", según la calificó Ariel Dorfman, "y habla de una cuestión terrible, que los españoles también han conocido, que no puede caer en el olvido, pero que hay que afrontar para no anclarse y seguir viviendo". "También fue triste la ocupación nazi de Polonia", remachó Polanski, "y con ello Spielberg hizo una película excelente, La lista de Schindler. El rodaje de la mayoría de las escenas de interior se inició en París, y allí continuará después de la estancia de nueve días en Galicia. Valdoviño es "lo más parecido a la costa de Chile que pudimos encontrar cerca de París", según Polanski.

La casa es prácticamente el único decorado que fue necesario instalar para recrear la costa cercana a Santiago de Chile en el arenal cercano a Ferrol. "Un paraíso natural", según lo definió el director, que se comprometió a no dejar allí la más mínima huella del rodaje. En donde sí quedará el recuerdo será entre la población de la zona, que en los primeros días, azuzada por la curiosidad, dificultó el trabajo del equipo cinematográfico hasta el punto de requerir la presencia de la Guardia Civil.

FUENTE: http://elpais.com/diario/1994/04/30/cultura/767656803_850215.html

La confesión final de la película (realizada en Pta Frouxeira):


El Faro de Meirás (Valdoviño) se construyó entre los años 1990 y 1992. Con un diseño innovador y vanguardista, muy diferente al resto de faros de Galicia. Es un faro automático con un alcance de 23 millas marinas. La torre tiene una altura de 30 metros y el plano focal está a 75 metros sobre el nivel del mar. En el año 2008 sufrió una profunda transformación.

La costa de Meirás en las inmediaciones de Punta Frouxeira es un lugar muy peligroso, en la que a lo largo de los años se ha cobrado muchas victimas mortales. Se tratan casi siempre de personas que se acercan a este punto a contemplar las olas del mar cuando éste se enfurece en los duros temporales de invierno.

La altura del acantilado da la falsa impresión de seguridad, y es cuando llega una ola mucho más grande que las anteriores, la que arrastra a las personas allí localizadas acantilado abajo hasta el mar, donde les espera una muerte casi segura.
 

martes, 27 de noviembre de 2018

Pescando lubinas en Cobas con Kayak

Impresionante y divertido reportaje audiovisual que en su día fue producido por el programa Jara y Sedal. En el mismo se observa la grandiosidad y riqueza de la costa de Ferrolterra, donde los intrépidos tripulantes de un Kayak rotomoldeado, se juegan el tipo en las falsas rompientes de nuestras costas para ir a buscar las lubinas y otros peces que por allí abundan.



martes, 16 de octubre de 2018

Lobadiz, San Jorge, Ferrol

La pequeña playa de Lobadiz, o cala como se suele llamar también, está a continuación de la playa de Doniños siguiendo la costa en dirección a la playa de San Jorge, tiene una longitud de 75 metros y una anchura de 15 metros que queda reducida a casi nada con grandes pleamares. 

La composición de la playa es rocas, bolos y arena dorada. Esta playa tiene la peculiaridad del grosor y del tono de la arena, más dorada que la de los arenales próximos en la costa ferrolana. El nivel de ocupación es bajo incluso en época estival, debe tenerse en cuenta que es bastante ventosa y en ocasiones con fuerte oleaje, lo cual la hace peligrosa por la gran cantidad de piedras.

En frente, a poca distancia están las islas Gabeiras, se decía que antiguamente estaban unidas a tierra, pero la erosión de las olas las acabó separando hace varios miles de años. Como dato curioso en las Islas Gabeiras se encontraron restos de cerámica antigua.

Existe una rampa de cemento y diversas casetas, pertenecientes a los pescadores de San Jorge, que guardan aquí sus chalanas de madera.

Justo al lado de la playa, en un promontorio está el Castro de Lobadiz. En el castro había un torreón, ya desaparecido, se pueden ver restos de alguna vivienda rectangular y con ángulos redondeados. En varias excavaciones en los años 70 se encontraron restos de cerámica, losas y molinos de mano.

El actual castro está abandonado, sobre el se construyó un faro y acceso para vehículos, también hubo un puesto de vigilancia del ejército, ahora en ruinas.


LINKS:
- Playa de Cariño, Ferrol
- Playa de Santa Comba 
- Playa de San Jorge (San Xurxo, Ferrol)

- Castro de Lobadiz




martes, 2 de octubre de 2018

Playa de Doniños, Ferrol, desde las rocas de Punta Penencia

Perspectiva de la playa de Doniños, Ferrol, desde las rocas de Punta Penencia.

Desde Punta Penencia, Doniños, Ferrol (Foto Carlos Rodríguez - Julio 2014)


La playa de Doniños pertenece al municipio de Ferrol, parroquia de Doniños. En verano es muy posiblemente la playa más frecuentada de Ferrol, debido a su amplio arenal de magnífica arena fina y blanca de 1900 metros de longitud y unos 50 metros de anchura. La playa ostenta el galardón de bandera azul otorgado por la Fundación Europea de Educación ambiental.
Desde Punta Penencia, Doniños, Ferrol
La parte de la playa que corresponde al extremo de Punta Penencia está por lo general menos masificada, es algo más ventosa y el oleaje castiga con fuerza en las proximidades de las rocas, zona muy peligrosa.

Esta parte de la playa suele ser muy frecuentada por surfistas y windsurfistas durante gran parte del año.


VIDEOS




ENLACES:
- Playa de Cariño, Ferrol
- Playa de Santa Comba 
- Playa de San Jorge (San Xurxo, Ferrol)

domingo, 9 de septiembre de 2018

Grúa pórtico de Navantia-Fene, la antigua ASTANO

En 1971, comenzó de la construcción de la grúa pórtico de 800 toneladas de elevación por 75 metros de altura bajo viga y 145 metros de luz, siendo la más grande en el momento de todas las que se construyeron en Europa. Se adjudicó a la firma alemana PHP, pero fue construída por la empresa española Maquinista Terrestre Marítima.
Maqueta del Petrolero Arteaga en la grada de Astano, con la grúa pórtico encima. Museo de la Construcción Naval.
Superpetrolero La Santa María, fue uno de los U.L.C.C (Ultra Large Crude Carrier) construidos por ASTANO en la década de los años 70 del siglo XX, época dorada de la Construcción Naval en España.
La grúa pórtico permitía atender a dos gradas a la vez, con sendos superpetroleros que se hacían de dos en dos, a la izquierda casi terminado el Afran Odissey.
Con esta grúa el astillero mejoraría sensiblemente la capacidad de servicio de las nuevas gradas uno y dos y la zona de armamento de estructuras y de los grandes petroleros. Que pronto se convirtió en el símbolo de la empresa, alzando orgullosamente, a la vista de todos, las siglas de su creadora.
Petrolero Afran Odyssey en la grada de Astano en el año 1975, en la grada contigua se está comenzando a construir otra unidad, la actividad era frenética y esto generaba miles de empleos.
Plataforma perforadora Discoverer Spirit, una de las últimas construcciones Offshore fabricadas en Astano.
Puente de un petrolero siendo montado en el casco por medio de la grúa pórtico.
Aunque no lo parece a simple vista, la grúa pórtico de la antigua Astano le saca cuatro metros y medio a las torres de la fachada de la Catedral de Santiago. La gigantesca grúa con forma  de u invertida es el emblema más evidente de la estrecha vinculación de la Ría de Ferrol con la construcción naval desde hace décadas. La grúa, que originariamente era de color verde, mide 74,5 metros, mientras que las dos torres de la catedral compostelana se plantan en 70 metros.
Plano de la grúa pórtico de Astano.


LINKS: